Semana 32 de embarazo, la maduración de los pulmones

Ya casi estás llegando al final del camino. Es probable que en las 32 semanas de embarazo te sientas un poco pesada y que estés pasando por el famoso síndrome del nido. Tranquila, ¡es normal!

Hoy, en Menudos Bebés, queremos descubrir junto contigo todo sobre el desarrollo del bebé y los cambios en tu cuerpo en las 32 semanas de embarazo. Recuerda que nosotros hablamos de semanas de vida de tu hijo mientras que tu médico cuenta las semanas desde tu última regla, con lo cual nuestra semana 32 sería para él la semana 34.

32 semanas de embarazo: El desarrollo del bebé

Como es de suponer, en la semana 31, tu bebé continúa con su formación. Durante esta semana, su pequeño cerebro continúa madurando, aumentando el número de neuronas y generando diferentes conexiones entre ellas.

Tu hijo ya casi es como el bebé que tendrás en brazos: su piel es menos arrugada debido a la grasa que se ha ido acumulando en estas últimas semanas, incluso es posible que tenga «mofletitos».

¿Cómo lo pasas con las pataditas? En las 32 semanas de embarazo, tu peque tiene ya mucha fuerza y al contar con poco espacio en el útero, ¡es probable que las patadas se hagan sentir! Además, puedes experimentar movimientos rítmicos que duran algunos minutos: ¡tu bebé tiene hipo!

A nivel interno, sus pulmones están casi totalmente desarrollados. Sin embargo, en algunos casos, es posible que la producción de surfactante pulmonar no sea suficiente por lo cual en caso de parto prematuro, deberían administrarle corticoides y otros medicamentos.

Hacia fines de las 32 semanas de embarazo tu hijo pesará unos 2300 g. y medirá alrededor de 45 cm. de la cabeza a los pies.

32 semanas de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la madre

No necesitas que nadie te lo diga: tu vientre está muy grande debido al enorme crecimiento del útero y esto comprime tus órganos desplazándolos hacia arriba… ¡y generando algunas incomodidades! ¿Sientes que tu respiración se acelera y te agitas al realizar ejercicios físicos? ¡Totalmente normal!

En las 32 semanas de embarazo es habitual que los picores aumenten debido a los últimos estiramientos de la piel para albergar a tu hijo. No olvides utilizar cremas para mantener hidratada la piel y evitar las estrías.

Sobre esta semana o en las próximas, notarás cómo tu ombligo se vuelve plano e incluso, sobresale hacia fuera. Este cambio se revierte tras el parto, así que ¡no te preocupes!

Recuerda tener preparado tu bolso para el hospital. Es posible que ya estés experimentando hace tiempo las contracciones de Braxton-Hicks, no te preocupes que cuando sean las contracciones de parto, ¡lo sabrás! Lee más sobre cómo reconocerlas en el enlace.

contracciones de parto
En Menudos Bebés
Contracciones de parto: cómo reconocerlas

Cuidados y sugerencias en las 32 semanas de embarazo

Como siempre te recordamos, evita el alcohol, el tabaco y los medicamentos no recetados. Continúa cuidando tu dieta y llevando una alimentación equilibrada, además de beber suficiente agua para evitar el estreñimiento, un mal muy habitual en el tercer trimestre del embarazo.

Si padeces edema o varices, camina bastante y realiza ejercicios circulatorios para evitar las molestias y mejorar la circulación. Y si tienes molestias estomacales, intenta evitar aquellos alimentos que te generan acidez y en todo caso, consulta con tu médico para que te recete algo para aliviar este malestar.

¡Nos leemos la próxima semana!

Imagen: Jon Ashley

También te puede interesar

30 semanas de embarazo
Menudos Bebés
Semana 30 de embarazo, ¡tu hijo continúa madurando!
Semana 31 de embarazo
Menudos Bebés
Semana 31 de embarazo, ¡el cerebro madura!
Semana 33 de embarazo
Menudos Bebés
Semana 33 de embarazo, la inmunidad temporal del bebé
Semana 34 de embarazo
Menudos Bebés
Semana 34 de embarazo, el fin de la prematuridad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.