Semana 29 de embarazo, ¡un bebé rosadito!

¿Ya has tenido la tercera ecografía de la Seguridad Social? ¿Has visto a tu bebé? El día de tenerlo en tus brazos está cada vez más cerca, ¿estás muy ansiosa?

Hoy, en Menudos Bebés, hablamos sobre las 29 semanas de embarazo y te contamos todo sobre el desarrollo del bebé y los cambios de tu cuerpo en esta etapa del embarazo. Recuerda que nosotros hablamos de semanas de vida de tu hijo mientras que tu médico cuenta las semanas de embarazo desde tu última regla, así nuestras 29 semanas de embarazo serán para él las 31 semanas.

29 semanas de embarazo: El desarrollo del bebé

En la semana 28 vimos que el bebé comienza a posicionarse boca abajo, preparándose para el parto. Además, comienza a distinguir entre sabores dulces y salados y deglute líquido amniótico preparando así su sistema digestivo para las funciones posteriores al nacimiento.

El momento del parto se acerca y tu bebé continúa madurando y creciendo. Su sistema respiratorio, por ejemplo, ya está casi totalmente formado al igual que su sistema urinario que trabaja todo el día para realizar el filtrado de sangre y eliminar los residuos mediante la orina. ¡Tu hijo genera alrededor de medio litro de orina al día!

¿Y si pudieses ver a tu bebé, qué te llamaría la atención? Su piel es más rosadita y su carita está redondeada gracias a la grasa subcutánea que ha ido acumulando. Eso sí: verías también una sustancia blanquecina recubriendo su piel, se trata del vérmix caseoso quien protege la suave y tierna piel del bebé.

A fines de las 29 semanas de embarazo tu peque pesará alrededor de 1kg 700 y medirá aproximadamente 40cm . ¡Qué grande está!

29 semanas de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la mamá

Alrededor de las 29 semanas de embarazo puedes comenzar a notar que tus pechos comienzan a segregar una sustancia marroncita, se trata del calostro, el primer alimento del bebé. Para no mojar tu sujetador, utiliza discos absorbentes. ¡Te sentirás más cómoda y segura así!

¿Sientes además ciertas molestias en la vagina? Es normal: la sangre fluye más lenta en este momento del embarazo, generando que la vulva se inflame un poco y pudiendo llegar a generar algunas molestias. Consulta con tu médico si tienes dudas al respecto.

Seguramente ya experimentas las conocidas contracciones de Braxton-Hicks, no te preocupes: serás capaz de distinguirlas de las contracciones de parto… ¡No tienen punto de comparación!

Cuidados y sugerencias en las 29 semanas de embarazo

Como siempre te decimos, recuerda mantener una equilibrada dieta para embarazadas y bebe mucha agua para evitar el estreñimiento.  No consumas alcohol, tabaco ni medicamentos no recetados, ten en cuenta que todo lo que tú consumes llega a tu hijo…

¿Ya te has realizado la tercera ecografía? Alrededor de esta semana, el médico te la realizará para revisar la posición de tu bebé en el vientre. Así, observará si el peque se está ubicando para el parto o no y si está creciendo de manera adecuada para su edad.

Si te vas de vacaciones o piensas exponerte al sol, recuerda utilizar un buen protector solar para evitar las posibles manchas, tan habituales durante el embarazo.

¡Nos leemos la próxima semana!

Imagen: Emiliano Horcada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.