¡Hacemos polos de fruta y yogur!

Los polos son uno de los postres preferidos de los peques durante el verano, ¿verdad? De hecho no sé los vuestros pero mi hijo se podría alimentar de natillas caseras en invierno y de polos o helados en verano ¡sus postres favoritos!

Por eso, si no puedes con ellos… ¿qué te parece si hacemos polos caseros saludables? Como lees, te proponemos diferentes recetas para que prepares polos con fruta y yogur en tu casa. ¿Nos acompañas?

Polos de fruta y yogur

Ingredientes

  • 250 g de pulpa de fruta a elección
  • 300 g de yogur griego natural
  • almíbar
  • moldes para polos (puedes comprarlos muy económicos en Ikea)

Cómo hacer polos de fruta y yogur

Lo primero que debemos hacer es preparar el almíbar. Para esta receta, hemos utilizado 50 gr. de azúcar y 100 ml. de agua. Ponemos a hervir el agua con el azúcar hasta que esta se disuelva ¡y ya tenemos listo nuestro almíbar!

Lavamos bien la fruta elegida, la pelamos y troceamos. En nuestro caso, hemos utilizado melocotón pero si tu hijo es menor de 12 meses, puedes utilizar otras frutas menos alergénicas como manzana, plátano, melón o ciruela.

Pasamos la fruta por el procesador de alimentos hasta obtener una pulpa. Mezclamos la fruta con el almíbar e incorporamos también el yogur. Revolvemos bien y rellenamos con la mezcla los moldes para polos. Llevamos al congelador por al menos 3 horas (mejor si es de un día para otro) y ¡a disfrutar!

Por supuesto, puedes utilizar la o las frutas que más te gusten. Veamos algunas otras ideas…

Batidos; cómo hacer batidos de fresas
En Menudos Bebés
10 batidos ¡para disfrutar del verano con recetas saludables y fresquitas!

Ideas para hacer polos caseros

Polos: cómo hacer polos en casa
Vía: The Melrose Family, Design Love Fest y The Pretty Bee
  • Puedes preparar la pulpa y reservar algunos trozos enteros de la misma para «decorar» los polos. Esto es ideal para los bebés mayorcitos que ya mastican. Mira el ejemplo de la imagen superior de los polos de fresa. La preparación es igual paso por paso, solamente varía que al colocar la mezcla en los moldes, debes introducir los trozos de fruta para decorar.
  • Si tu hijo es intolerante a la lactosa o tiene alergia a la proteína de leche de vaca, puedes sustituir el yogur griego por zumo de naranja por ejemplo. Una taza de zumo, 1/2 taza de fresas y ¡ya tienes unos ricos polos como los de la segunda imagen!
  • Si tu peque no es muy amante del zumo de naranja, prepara zumo de otra fruta. ¿Una idea? Haz zumo de sandía pasando la fruta ya limpia y troceada por la batidora. Una vez tengas el zumo, puedes incorporar trozos de otras frutas. Incluso puedes preparar zumo de otra fruta (¿qué tal kiwi?) y hacer polos de dos colores. Coloca zumo de una fruta en los moldes y congela durante una hora, luego incorpora el otro zumo y lleva nuevamente al congelador hasta el día siguiente.

¿Te han gustado estos polos caseros? ¡A disfrutar del verano! ¡Y que aproveche!

Vía: Pequerecetas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.