Pasta de sal: ¿cómo hacerla en casa y apta para bebés?

Modelar es un gran ejercicio para niños pequeños ya que ayuda a desarrollar la psicomotricidad, la creatividad y la imaginación.

Si te interesa que tu peque comience a jugar con masa para modelar pero te preocupa que pueda llevársela a la boca, ¡te encantará este post! Te enseñamos a hacer pasta de sal ¡no tóxica!

Cómo hacer pasta de sal en casa

Ingredientes

  • 2 medidas de harina
  • 1 medida de agua tibia (o lo necesario)
  • 1 medida de sal común
  • 1 cucharada de aceite
  • colorantes alimentarios

Cómo hacer pasta de sal para bebés en casa

Cómo hacer pasta de sal para bebés
Vía: Pequeocio

Mezclamos las 2 medidas de harina, la medida de agua tibia, la medida de sal y la cucharada de aceite en un bol hasta formar una masa. Ten en cuenta que tú puedes escoger «la medida» para hacer esta masa de sal. Así, si usas una taza como «medida», deberías utilizar 2 tazas de harina, 1 taza de sal y 1 taza de agua tibia.

Una vez tengamos la masa homogénea, la dividimos en porciones y agregamos algunas gotas de colorante alimentario a cada porción, hasta obtener el color deseado. Otra idea es no utilizar colorantes alimentarios, jugar con la masa de sal en color «original» y pintar los diseños una vez secos. Si prefieres esta opción, recuerda que tiempo atrás te explicamos cómo preparar pintura comestible.

Para conservar la pasta de sal, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera. ¡Verás cómo se divierten tus hijos con esta pasta de sal!

Si te estabas preguntando si la pasta de sal es apta para bebés, ¡aquí tienes la respuesta! Con esta receta puedes hacer tu propia masa de sal totalmente no tóxica y totalmente apta para los más pequeños porque ¡lleva solamente productos alimenticios!

Imagen principal: Jessica Lucía

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.