Cómo hacer un recuerdo con las huellas del bebé

¿Te gustaría hacer una manualidad fácil con las huellas del bebé? A todos los papis nos gusta guardar recuerdos del recién nacido, ¿verdad? Hoy en día es posible comprar sets para hacer las huellas del bebé pero si quieres estar segura de que el material que utilizas no irritará la suave piel de tu hijo y te parece una buena oportunidad para divertirte con él (o con el hermanito mayor), ¡no te pierdas esta manualidad fácil!

Una manualidad fácil para guardar las huellas del bebé

Materiales necesarios

Para la masa de sal:

  • 2 medidas de harina
  • 1 medida de agua tibia
  • 1 medida de sal común
  • 1 cucharada de aceite
  • colorantes alimentarios

Para decorar:

  • pinturas si prefieres no darle color a la masa directamente (o si no tienes colorantes en casa)
  • brillantina

Paso a paso para hacer un recuerdo con las huellas del bebé

Como hacer un recuerdo con huellas del bebe
Vía: The Imagination Tree

Nos encanta esta manualidad fácil porque verás que ¡es súper divertida y queda preciosa! Lo primero es hacer la pasta de sal. En líneas generales, debes mezclar la harina con el agua tibia, la sal y el aceite hasta obtener una masa homogénea. Luego, puedes dividir la masa en porciones si piensas hacer más de un recuerdo, e incorporar unas gotas de colorante alimentario a cada porción. Si por el contrario prefieres que sean tus hijos quienes decoren el recuerdo, te recomendamos dejar la masa de sal sin color y pintarla luego. Aquí puedes encontrar la explicación paso a paso por si te surge alguna duda.

Si tienes brillantina en casa, puedes incorporarla dentro de la masa de sal. Verás que le da un bonito efecto al recuerdo terminado. Eso sí, ten en cuenta que la brillantina puede ser peligrosa si se inhala y los niños no deben manipularla solos.

Una vez tengas lista la pasta de sal, es hora de crear el recuerdo con huellas del bebé. Para ello, sienta a tu hijo cómodamente, lo ideal es hacerlo en su silla de comer o en su silla de baño, para que esté bien sujeto y tengas sus manos y pies al alcance.

Estira la masa de sal, dándole el formato que más te guste (corazón, nube, rectángulo…). Recuerda que es recomendable que la masa tenga al menos 2 cm. de grosor para que sea más resistente y las huellas del bebé queden bien marcadas.

Cuanto tengas lista la pasta, presiona los pies o las manos del bebé sobre ella para lograr sus huellas. Lo ideal es que el diseño ya esté sobre la fuente del horno (y sobre papel de hornear) antes de tomar las huellas del bebé para evitar trasladar el diseño.

Con ayuda de un palillo puedes escribir el nombre de tu hijo, su edad, su fecha de nacimiento, ¡lo que quieras! Cuando estés conforme con el resultado final, pon el diseño en el horno a cocinarse durante unas 2 o 3 horas (depende de la potencia del horno) a 100 grados C.

Deja enfriar y si has optado por la masa de sal blanca, deja que tus hijos pongan a prueba su imaginación pintando el recuerdo con las huellas del bebé. En Menudos Bebés te hemos contado cómo preparar pintura comestible, por si te interesa.

¿Qué te parece esta manualidad fácil para atesorar las huellas del bebé?

Imagen principal: Hub Pages

1 comentario en «Cómo hacer un recuerdo con las huellas del bebé»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.