Juegos para bebés en la playa

Aunque para muchos el verano termina con agosto, lo cierto es que aún queda un poco de buen tiempo para disfrutar en familia. Si eres de los que cogen vacaciones en septiembre o aún estás en la playa, no te pierdas este post.

Te proponemos unos cuantos juegos para bebés en la playa. Aprovecha que los días aún son largos y que dispones de tiempo libre y ¡juega con tu pequeño!

Piensa que cuando tu bebé es pequeño tú eres su mejor compañera de juegos. Al jugar con él, además de fortalecer vuestra unión, estarás estimulando sus sentidos y su inteligencia.

En verano, la playa ofrece un escenario idílico con sus días soleados y el sonido del mar rompiendo… pero piensa que además, puede ser como un «gimnasio» para el desarrollo de tu bebé. Con estos juegos para bebés que te sugerimos podrás estimular su motricidad y sus primeros pasos.

Para que estos juegos tengan éxito, haz ver a tu pequeño que las actividades te resultan tan divertidas como a él. Relájate, deja en casa los problemas y ¡a divertirse!

Cuidados para disfrutar de los juegos para bebés en la playa

Ya hemos hablado de estas recomendaciones básicas para viajar con bebés pero no está de más repetirlas: evita las horas más calurosas, procura tenerlo siempre debajo de la sombrilla, vestirlo con una gorra y una camiseta y ponerle protección solar.

Juegos para bebés en la playa: descubriendo su cuerpo

En verano llevamos poca ropa y dejamos los zapatos a un lado y tu bebé puede agarrarse el pie, llevárselo a la boca, encontrarse el ombligo, pellizcarse… aprovecha esta relativa libertad para abrir su mente a nuevos retos.

El bebé aún está construyendo su imagen corporal y memorizándola, no tiene conciencia de los límites de su cuerpo, puedes ayudarle con estos juegos:

  • Colócatelo sobre el pecho aprovechando que los dos estáis sin la ropa, piel con piel mucho mejor, y hazle cosquillas y pedorretas en la barriga y en el cuello.
  • Dale masajes. Estírale suavemente los miembros que aún tenga encogidos. No hace falta ser un experto masajista. Fíate de tu intuición.

Juegos para bebés: colores y texturas en la playa

Los juguetes playeros son geniales para estimular al bebé: tienen colores vivos y con ellos pueden hacer «castillos», “pasteles” o «lagos», que servirán para estimular su motricidad fina, la manipulación de objetos pequeños con las manos y la experimentación con nuevas texturas. Esto le permitirá a tu hijo apreciar contrastes tales como suave-áspero, seco-mojado, etc.

Y aún sin tener a mano ningún juguete podemos idear actividades para jugar con él. Si le damos por ejemplo una toalla y un bote de crema y le animamos a cogerlos y apretarlos y después cambiamos a otros objetos, como la funda de las gafas o una sandalia, el peque se irá percatando de las diferencias entre ellos: forma, textura, tamaño y dureza, y también estaremos estimulando el desarrollo de su motricidad fina.

Al agua pato, juego para bebés ¡en el mar o la piscina!

El agua es muy estimulante, más aún el agua del mar: las olas rompiendo en la orilla. Ve con tu bebé a la orilla y cógelo por los brazos. Ayúdale a saltar cuando llegue una ola… ¡Ya verás como le gusta!

A todos los bebés les encanta dar manotazos en el agua y ver como ésta salta y lo moja todo, el tuyo no es una excepción. Para que experimente con el agua prueba con este juego:

  • Utiliza unos botes de yogur vacíos, mejor si son de diferentes tamaños. Agujerea algunos y otros no. y ofréceselos a tu bebé. Si ya puede sentarse, puedes colocarle delante un cubo con agua de mar y dejar que él haga sus descubrimientos. Si todavía es muy pequeño puedes usar una bañera hinchable y utilizar estos juguetes improvisados para jugar con el agua del baño.

Juegos para bebés en la arena, el lugar ideal para los primeros pasos

La superficie de la arena blandita e irregular que tenemos en la playa es ideal para entrenar con el bebé sus primeros pasos. Aprovecha que no se hará daño si se cae y anímalo a desplazarse. Si tu bebé ya es un poco más mayor, aléjate un poquito y llámale para que intente alcanzarte.

El cubo y la pala, un clásico de los juegos de playa

El cubo y la pala son juguetes clásicos de los niños. ¡A todos les gustan! Tu hijo se divertirá haciendo pasteles y castillos con la arena ¡con tu ayuda! Estos juegos también son ideales para que comparta e interaccione con otros pequeños (y nuevos) amiguitos.

Si tu juego de playa tiene un colador, aprovéchalo y esconde algo debajo de él. A tu bebé seguro le encantará mirar por los agujeritos y comprobar que lo que has escondido sigue estando allí. Y con el colador se lo pasará en grande “colando” la arena o el agua.

Un entretenimiento que le ayudará con nociones básicas de conceptos como dentro y fuera, espacio y volumen, puede ser llenar y vaciar el cubo. Llena el cubo de conchitas. Dáselo a tu bebé y anímalo a que lo vacíe, para luego llenarlo otra vez. Si quieres, también puedes sentarlo en la orilla para que pueda llenarlo y vaciarlo de agua.

Juegos para bebés en verano: ¡nos movemos!

Durante las vacaciones, el bebé no está sujeto a la trona o la silla de paseo, dispone de estímulos y espacio que despiertan sus ganas de desplazarse. Por eso a menudo es en este período cuando aprende a sentarse, a gatear o a ponerse de pie.

Con estos juegos, lo ayudarás a conseguirlo:

  • Túmbale debajo de la sombrilla encima de una toalla y esconde algo debajo de ella, dejando que se asome un poco. Verás como intentará arrastrarse hacia él.
  • Coloca a tu hijo sobre un balón hinchable, dejando que sus pies toquen el suelo. Con cuidado ayúdale a que se impulse hacia adelante.

Aprovecha este tiempo de ocio juntos para jugar con tu bebé y hacerle mimos. Disfruta de la libertad de horarios que tenemos en vacaciones y esos largos días de sol al aire libre para regalarle todo el contacto y el amor posibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.