Imanes personalizados ¡con fotos!

Estos imanes personalizados ¡nos han enamorado! Y es que son súper pero súper fáciles y quedan ¡preciosos! ¿Te animas a hacerlos? Seguro que sí porque ¡sólo te llevará un ratito! Verás como tienes listos estos imanes personalizados en un abrir y cerrar de ojos…

Nos gustan mucho las manualidades recicladas porque nos permiten darle nueva vida a objetos que sino tiraríamos a la basura. En este caso, vamos a utilizar las tapas de los frascos, un artículo que normalmente no usamos. ¿Vemos cómo hacer estos imanes personalizados con fotos?

Imanes personalizados, ¡una manualidad reciclada!

Materiales necesarios

  • tapas de frascos
  • cartón
  • fotos
  • tijera
  • pegamento o pistola de pegamento caliente
  • lápiz
  • imanes

Cómo hacer imanes personalizados

Cogemos la foto y colocamos encima la tapa del frasco, con ayuda de un lápiz, marcamos el contorno. Recortamos. Hacemos lo mismo con el cartón.

Colocamos un poco de pegamento en el círculo de cartón y lo pegamos dentro de la tapa del frasco. Ponemos un poco de pegamento sobre el cartón y pegamos finalmente la foto.

En el vídeo tutorial verás que no utilizan cartón y pegan directamente la foto a la tapa del frasco. Esto depende de cómo te guste a ti. El cartón ayuda a que la foto quede más en la superficie y no se vean sombras sobre ella, pero es decisión tuya.

Recuerda que es recomendable colocar poco pegamento para evitar que se arrugue la foto y quede un efecto desagradable.

Coloca pegamento en la parte posterior del frasco y pega un pequeño imán. Deja secar ¡y listo!

Otra opción es utilizar hojas de imán. Se compran en tiendas de manualidades u online en tiendas como Amazon. Estas hojas vienen con una cara con pegamento, con lo cual directamente deberías sacar la protección, pegar la foto y recortar. ¡Más fácil imposible!

¿Te gustan estos imanes personalizados con fotos? Son perfectos para decorar la nevera o para regalar como recuerdo de bautizo.

Imagen principal: The 36th Avenue

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.