Expulsión del tapón mucoso, ¿comienza el parto?

El parto se acerca, ya sientes hace tiempo las contracciones de Braxton Hicks, tienes la bolsa del hospital lista y ¡sólo queda que tu hijo se anime a nacer! Un día, expulsas el tapón mucoso pero… ¿qué significa eso?

Hoy en Menudos Bebés hablamos sobre la expulsión del tapón mucoso y su relación con el parto. ¿Debes ir inmediatamente al hospital o no?

¿Qué es el tapón mucoso?

Cuando quedas embarazada, las secreciones del cuello uterino comienzan a forman una especie de barrera que recibe el nombre de tapón mucoso. Este es, como bien podemos imaginar por su nombre, un tapón de moco espeso de color marrón rojizo que sella el canal endocervical, haciendo de barrera entre la vagina y el interior del útero.

Como puedes suponer, este tapón impide que los microorganismo asciendan hasta el interior de tu útero, protegiendo así a tu hijo. Cuando el cuello uterino comienza a modificarse, tanto acortándose como dilatándose, el tapón puede caer aunque esto no significa exactamente que hayas comenzado el trabajo de parto.

Ahora bien… ¿cómo puedes saber que se trata de la expulsión del tapón mucoso? Seguramente notarás un flujo vaginal que parece clara de huevo y tiene alguna línea de sangre marrón, rosa o incluso roja. No es posible saber si lo expulsarás todo de una vez o en varios días, esto depende de cada mujer.

Expulsión del tapón mucoso: ¿cuándo se produce?

La expulsión del tapón mucoso se produce cuando el parto se acerca, esto puede suceder en cualquier momento después de la semana 37 en el caso de los embarazos a término o antes, si se está desencadenando un parto prematuro. En este segundo caso, si aún no has cumplido las 37 semanas, llama a tu médico para informarle de la pérdida del tapón mucoso.

La expulsión del tapón mucoso y su relación con el parto

Uno de los primeros síntomas de que el parto está cerca es la pérdida del tapón mucoso. Algunas mujeres lo pierden horas antes de empezar con las contracciones de parto, mientras que otras pueden perderlo días o incluso, semanas antes… Este fue mi caso: yo perdí mi tapón mucoso poco más de una semana antes del parto, en la semana 38.

Si has perdido el tapón mucoso y comienzas a sentir contracciones regulares que incrementan su fuerza, no lo dudes: ¡tu hijo tiene ganas de nacer!

Expulsión del tapón mucoso: cuándo acudir al médico

Veamos algunas situaciones donde es conveniente que consultes con tu médico:

  1. Si se ha producido la expulsión del tapón mucoso antes de la semana 37, no dudes en llamar a tu médico porque puedes tener riesgo de parto prematuro y es necesario que él evalúe tu condición y la de tu bebé.
  2. En el caso de que no estés segura de haber expulsado el tapón mocoso pero sientas que «pierdes líquido». Esto puede ser una pérdida de líquido amniótico y es imperioso que hables con tu doctor.
  3. Si tienes una secreción sanguinolenta abundante y no estás segura de que se trata de la expulsión del tapón mucoso, ve a ver a tu médico: puede tratarse de una hemorragia.

La expulsión del tapón mucoso es una forma de saber que el cuello del útero se está modificando y preparándose para el parto pero no anuncia, en la mayoría de los casos, un parto inminente. Si tienes alguna duda, consulta con tu médico.

Imagen: Elvis Huang

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.