Cómo cambiar el pañal a un bebé

Cambiar pañales no es tan sencillo como puedes imaginarte, sobre todo si la tarea debe realizarse a las 3 de la madrugada, con poca luz y tus ojos cerrándose… Por eso, en Menudos Bebés te traemos una guía básica sobre cómo cambiar el pañal a un bebé.

Aquí encontrarás algunos consejos básicos para aprender a cambiar el pañal de tu hijo… ¿Vamos allí?

Descubramos juntos algunos consejos sobre cómo cambiar pañales a un bebé de manera eficaz:

1. Cambiar pañales: ¡estar listos es clave!

¿A qué nos referimos? Pues a tener un espacio determinado para el cambio del pañal. Escoge un lugar calentito, sin corrientes de aires, para ubicar el cambiador del bebé y coloca a tu alcance todo aquello que necesitarás durante el cambio de pañal: pañales, toallitas desechables, crema protectora para evitar la dermatitis del pañal

Además, si tu bebé se ha manchado con el pipi o las heces, es importante que busques nueva ropa antes de iniciar el cambio de pañal para no perder de vista a tu hijo ni un segundo sobre el cambiador. ¡Seguridad ante todo!

2. Lávate las manos antes de cambiar el pañal

Antes de cambiar el pañal de tu bebé, lávate bien las manos ya sea con agua y jabón o si lo prefieres, con alcohol en gel o una toallita desechable. Yo particularmente prefiero el agua y jabón a menos que sea muy apremiante el cambio de pañal, en cuyo caso me inclino por el alcohol en gel.

3. Cómo cambiar el pañal a un bebé paso a paso

Cambiar pañales
Vía: Selbe <3

Primero, suelta las lengüetas adhesivas del pañal y dóblalas hacia atrás para que no se adhieran a la delicada piel del bebé. Si hay caquita, limpia la mayor parte con el mismo pañal, sin tocar el pene ni la vagina.

Luego, sube las piernas del bebé para que levante las nalgas y puedas doblar el pañal sucio. Algunas personas recomiendan dejar el pañal sucio bajo el culete del bebé durante el cambio para evitar que el colchoncillo se manche. Yo habitualmente lo quito, limpio la parte posterior de las nalguitas y la espalda y luego higienizo el colchoncillo pero eso es cuestión de costumbre.

Con una toallita desechable (o toallita de tela si lo prefieres) limpia los genitales del bebé. En el caso de las niñas, recuerda que siempre debes limpiar de adelante hacia atrás para evitar llevar bacterias del ano a la vagina. En el caso de los niños, verifica que el pene quede sin rastros de caquita.

Luego, limpia bien las nalguitas del bebé y cuando no queden rastros de caquita ni de pipi, levanta nuevamente las nalguitas del bebé y coloca debajo el nuevo pañal (la parte con los adhesivos). Pasa el pañal entre sus piernas, ubícalo a la misma altura detrás y delante y cierra con las tiras adhesivas ajustándolo pero sin estrangular al bebé.

Si tu bebé es aún un recién nacido, deberás limpiar también la zona del cordón umbilical como te ha explicado el pediatra antes de cerrar el pañal. En nuestro post Cordón umbilical: ¿cómo debemos limpiarlo y cuidarlo? encontrarás toda la información al respecto.

Viste a tu peque y luego, cierra el pañal sucio, envolviéndolo y pegando las tiras adhesivas para cerrarlo. Luego, bótalo dentro de una bolsa de plástico o dentro de la papelera de pañales. Lávate las manos ¡y misión cumplida!

¿Has aprendido cómo cambiar el pañal a un bebé? Como ves, no es ni tan complejo ni tan fácil como parece… ¡Seguro que lo harás fenomenal!

Imagen principal: John Flinchbaugh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.