Antojos en el embarazo: ¿disfrutarlos o controlarlos?

Uno de los síntomas de embarazo más comunes son los antojos. ¿Sientes ganas de comer algún alimento que antes no te gustaba? ¿Tienes ganas de mezclar alimentos de maneras que nunca hubieses imaginado? ¡Dile hola a los antojos!

Los antojos son un apetito especial, característico del embarazo, que generan una satisfacción inigualable cuando son cumplidos y que no admiten ni sustitutos ni postergaciones. ¿Sabes de qué te hablo? Sí, de los famosos antojos que según el dicho popular «si no se cumplen, generan manchas en el cuerpo del bebé». ¿Sabes por qué se producen? ¿Es este dicho popular verdad o mito?

¿Qué te parece si descubrimos juntos todo sobre los antojos?

¿Cuándo aparecen los antojos?

Por lo general, los antojos aparecen durante los primeros meses del embarazo aunque en muchos casos se mantienen a lo largo de toda la gestación pero con menor virulencia que al principio.

¿Aún no tienes antojos? Quizá seas una de las tres mujeres cada cuatro que no los tiene. Un estudio realizado por el Centro de Salud de Segorve descubrió que el 25% de las embarazadas afirma tener antojos, aunque sólo un 26.7% los considera una necesidad fisiológica. El resto de las mujeres piensa que se trata de caprichos (20%), algo cultural (16%) y algo común en las embarazadas (6.7%).

¿Por qué se producen los antojos?

Antojos durante el embarazo

Las causas de los antojos no están muy claras. En líneas generales los antojos pueden deberse a:

  • un déficit nutricional: algunos especialistas sostienen que el cuerpo es sabio y pide los nutrientes que necesita. Así, si sientes ganas de comer naranjas, quizá necesites reforzar tu dosis de vitamina C y si deseas algo dulce, puede deberse a una bajada de la glucosa.
  • el cambio hormonal: sí, lo sé, solemos echarle la culpa de todo a las hormonas… La relación no está clara pero los investigadores no rechazan esta vinculación.
  • la actividad cerebral: otra posibilidad es que al activarse el quinto lóbulo del cerebro para recibir los impulsos nerviosos que origina el útero, se active también la zona del gusto provocando antojos.
  • la ansiedad: como lees, la ansiedad en el embarazo puede provocar un deseo de comer, principalmente «alimentos prohibidos» como chocolate, pizza o gominolas.
  • una necesidad de la pareja: los antojos suelen ser cumplidos por la pareja, motivo que hace pensar a algunos especialistas que el deseo de que te cuiden y protejan es una de las causas de tus antojos.

¿Tú qué crees?

Manchas en el bebé por antojos no cumplidos: ¿mito o realidad?

¿Tu abuela te ha dicho que «si no comes lo que deseas, ese antojito que tienes, a tu bebé le saldrán manchas»? No te preocupes por eso. Se trata de una creencia popular sin ningún fundamento científico. Eso sí, si aún te quedan dudas, ¡date un gusto!… Pero con moderación.

Antojos: ¿disfrutarlos o controlarlos?

Cumplir un antojo genera placer (lo sé por experiencia propia). Aunque tu antojo te parezca una locura (conozco mujeres que amaban la pizza con mayonesa y los pepinillos con Nocilla o dulce de leche durante el embarazo), ¡si lo satisfaces te sentirás realizada y feliz!

Eso sí, disfrutar de los antojos no significa abusar de ellos. Puedes cumplirlos, claro, siempre y cuando no sean nocivos para tu hijo ni afecten tu nutrición. Sigue una equilibrada dieta para embarazadas y ¡date algún gusto de vez en cuando! Si comes alguna cosita que te apetezca de manera moderada, ¡estarás feliz y no deberás preocuparte por tu peso en el embarazo! Recuerda que el exceso de peso es uno de los desencadenantes de la diabetes gestacional.

En fin, disfruta de tus antojos pero ¡contrólate! Tú manejas tus antojos, no ellos a ti…

Imagen: o5com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.