Semana 30 de embarazo, ¡tu hijo continúa madurando!

En dos meses más o menos tendrás a tu peque contigo, ¿ya has preparado la habitación del bebé? ¿Has comprado ropita? ¿Qué tal el curso de preparación al parto? Si estás ansiosa y preocupada, ¡piensa que a todas nos pasa! Tener un hijo es una aventura para la cual ¡nada nos prepara! Siempre tendremos que aprender sobre la marcha pero con amor y paciencia, ¡será la mejor aventura de tu vida!

Hoy, en Menudos Bebés, descubrimos el desarrollo del bebé y los cambios en tu cuerpo en las 30 semanas de embarazo. Recuerda que nosotros hablamos de semanas de vida de tu hijo mientras que tu doctor cuenta las semanas desde tu última regla, con lo cual nuestra semana 30 sería para él la semana 32,

30 semanas de embarazo: El desarrollo del bebé

En la semana 29, el bebé pesa más de kilo y medio, tiene la piel rosadita y recubierta por el vérnix caseoso, además de mostrar una carita redondeada gracias a la grasa subcutánea que ha ido acumulando. Pero eso no es todo… El peque continúa madurando y creciendo, como lo hará hasta el parto.

Tu bebé ya se parece al bebé que tendrás en tus brazos pero ¡más pequeño! Tiene cabello (o al menos un poco de vello) y las uñas le llegan a la puna de sus dedos. ¿Lo sientes? Seguramente se mueve mucho ¡y te da más de una patadita! Disfruta de estos momentos (aunque a veces duela un poco), ¡luego los extrañarás!

En las 30 semanas de embarazo, tu peque continúa madurando sus órganos… Ya está casi totalmente formado, de hecho en caso de parto prematuro, tendría muy altas posibilidades de supervivencia, a pesar de que sus pulmones aún no están del todo madurados ya que no producen suficiente surfactante pulmonar.

Hacia fines de esta semana, tu hijo pesará alrededor de 1.900 gr. y medirá unos 42cm.

30 semanas de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la madre

Tu vientre está cada semana más grande y es posible que sientas algunas molestias, no sólo cuando tu bebé patea sino también cuando tu útero se estira.

¿Estás aumentando mucho de peso? ¡Es normal! En las últimas semanas aumentarás entre 400 y 500 gr. por semana… ¡Piensa que tu bebé debe engordar antes del nacimiento!

En las 30 semanas de embarazo, tu volumen sanguíneo aumentó entre un 40 y 50% y tus músculos abdominales continúan estirándose, a la vez que tu útero puede llegar a presionar sobre los nervios provocándote dolor de espalda.

Cuidados y sugerencias en las 30 semanas de embarazo

Como siempre te recordamos, continúa llevando una dieta saludable y variada, bebiendo mucha agua y evitando el tabaco, el alcohol y los medicamentos no recetados.

El estreñimiento es un mal muy común durante el embarazo y en esta etapa, puede provocar las temidas hemorroides, una dilatación de las venas a nivel del recto que puede llegar a sangrar y generar dolor. Si sientes dolor o picor, no dudes en consultar con tu médico.

Si aún no has comenzado, puede ser un buen momento para empezar a preparar el perineo para el momento del parto, algo que ayuda a evitar episiotomías o desgarros. Pídele a tu matrona que te indique cómo realizar los masajes.

¡Hasta la próxima semana!

Imagen: Nathan C. Ward

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.