Semana 18 de embarazo, ¡a engordar y crecer!

¡Estás en la mitad de tu embarazo! ¿Cómo te sientes? Seguramente, ¡muy bien! El segundo trimestre del embarazo suele ser el mejor para la mayoría de las mamás porque ¡aún están ágiles y los molestos síntomas de embarazo del primer trimestre ya han desaparecido!

Hoy descubriremos juntos todo sobre el desarrollo del bebé y los cambios en tu cuerpo en las 18 semanas de embarazo. Recuerda que nosotros hablamos de semanas de vida de tu hijo mientras que tu médico se refiere a semanas de embarazo contando desde tu última regla. Por eso, nuestras 18 semanas de embarazo serían para él las 20 semanas.

¿Vamos a ello?

18 semanas de embarazo: El desarrollo del bebé

18 semanas de embarazo, el bebé

En la semana 17, descubrimos que el bebé está cada día más fuerte y que ¡sus sentidos se desarrollan rápidamente! Además, su intestino comenzó a almacenar productos metabólicos que eliminará con el meconio tras el nacimiento y sus cartílagos continuaron la osificación.

En las 18 semanas de embarazo, ¡los principales órganos de tu bebé ya se han desarrollado (con excepción del cerebro que continuará su formación durante lo que resta del embarazo y durante los primeros años de vida del bebé)! Si realizas una ecografía en esta semana (o en las próximas), el médico ya será capaz de valorar su anatomía porque órganos como el corazón, los riñones y el hígado tienen su forma casi final, aunque aún les resta crecer y madurar.

¿Te imaginas a tu pequeño? Ya esta proporcionado, de manera similar a como será al nacer. A partir de este momento, le queda engordar y crecer… De hecho, en esta semana comienza a aparecer la grasa bajo su piel. ¿Será un amoroso bebé con michelines?

Hacia el final de las 18 semanas de embarazo, tu hijo medirá entre 15 y 16 cm. y pesará unos 260 gr. ¡Aún le queda mucho por crecer!

18 semanas de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la mamá

Tu útero ya llega a la altura del ombligo. ¿Tienes mucha tripita? ¡Disfrútala! Y recuerda: debes estar cómoda durante el embarazo, si aún no lo has hecho, quizá es momento de comprar ropa premamá que no comprima tu vientre.

¿Y qué me dices de los movimientos de tu peque? ¿Los sientes? La mayoría de las mamis ya sienten los movimientos del bebé en las 18 semanas de embarazo; si tú aún no los notas, no te preocupes: el momento está al caer.

Tu sistema circulatorio está haciendo un gran esfuerzo bombeando sangre a lo largo y ancho de tu cuerpo y bombeando además, la sangre hacia tu bebé. Por eso, es normal que comiences a sentir que el ritmo cardíaco se te acelera y tu respiración se profundiza. Esta compensación te ayuda a soportar ese esfuerzo.

¿Sientes mareos, sofocos o palpitaciones? Son normales, el aumento del volumen sanguíneo y el gran volumen del útero pueden generarlos en situaciones de estrés o ¡simplemente cuando te acuestas boca arriba! ¿Un consejos? Duerme sobre el lado izquierdo de tu cuerpo para liberar la vena cava.

Cuidados y sugerencias en las 18 semanas de embarazo

Como siempre te decimos, cuida tu alimentación. Una dieta para embarazadas saludable es fundamental para el correcto desarrollo de tu hijo. No descuides tampoco la ingesta diaria de agua y evita el alcohol, los medicamentos no recetados y el tabaco.

Si tienes dolor de espalda, consulta con tu médico para que te recomiende cómo aliviarlo. Igualmente, puedes leer nuestro post al respecto haciendo clic en el enlace…

Recuerda que en esta época, las encías están más sensibles y es posible que sangren el cepillarte los dientes. Esto se debe a los cambios hormonales. Mantén una buena higiene bucal para evitar infecciones.

En las 18 semanas de embarazo puedes comenzar a ejercitar el suelo pélvico, unos ejercicios que te ayudarán durante el parto y a recuperarte después de él. Pídele a tu matrona que te enseñe a hacerlo.

Nos leemos la próxima semana…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.