Semana 16 de embarazo, ¿ya sientes a tu bebé?

¿Te has acostumbrado a lucir tripita? Seguramente a esta altura del embarazo ya tengas unas curvas redondeadas que te hagan lucir más guapa que nunca. ¿Pasas sin casi darte cuenta la mano por tu tripa? Es un acto natural que nos nace inconscientemente a las mujeres cuando estamos embarazadas. Poco a poco estás más y más conectada con tu hijo y… ¡la ansiedad por conocerle va en aumento! ¿Verdad?

Hoy en Menudos Bebés seguimos descubriendo el embarazo semana a semana. En esta oportunidad hablaremos sobre la semana 16 de embarazo, es decir las 16 semanas de vida de tu bebé. Recuerda que tu médico cuenta las semanas desde tu última regla, con lo cual este post sería compatible con sus 18 semanas de embarazo.

¿Vamos a ello?

Semana 16 de embarazo: El desarrollo del bebé

En la semana 15 de embarazo, comenzó a aparecer el tejido adiposo que mantendrá el calor corporal de tu hijo, además del vérnix caseoso, una sustancia grasa y blanquecina que protege la piel de tu peque. Pero eso no es todo… Hemos visto que los huesos comenzaron a acumular calcio y a osificarse y que poco a poco, ¡tu hijo se mueve más y más!

Semana 15 de embarazo
En Menudos Bebés
Semana 15 de embarazo, ¡tu bebé no para de crecer!

De hecho, si se trata de tu segundo embarazo, es posible que en la semana 16 embarazo ya puedas comenzar a sentir los primeros movimientos de tu bebé. Relájate, cierra tus ojos y concéntrate. ¿Lo sientes? Tu pequeñito no para de botar en tu útero y se entretiene jugando con sus manos, sus pies y su cordón umbilical.

En este período se forman los senos de los bebés y si esperas una niña (¿se ha dejado ver en la eco de las 12 semanas?), sus ovarios se desarrollarán llegando a tener unos 5 millones de óvulos. Por supuesto, muchos de ellos no prosperarán. Ten en cuenta que las niñas nacen con un millón de óvulos y una mujer joven de unos 18 años tiene unos 200.000.

La carita de tu peque se ha desarrollado de tal manera que gracias a su musculatura, ¡puede empezar a hacer muecas e incluso a bostezar! Pero eso no es todo, a nivel interno, los huesos del oído interno se conectan con el cerebro mediante terminales nerviosas, ¡tu hijo ya puede escucharte! Y además, su corazón ya está dividido en cuatro cámaras (dos aurículas y dos ventrículos) y cuatro válvulas.

Hacia fines de la semana 16 de embarazo tu hijo medirá entre 13 y 14 cm. y pesará unos 150 gr. ¡Es del tamaño aproximado de un pimiento!

Semana 16 de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la mamá

A esta altura del embarazo es probable que hayas ganado ya unos 4 o 5 kg. (incluso más). No te preocupes por ello a menos que tu médico te indique que debes evitar aumentar demasiado de peso.

En la semana 16 de embarazo, tu útero llega aproximadamente dos dedos por debajo del ombligo. ¿Sientes que tu tripa ya es bastante voluminosa? Pues prepárate porque de ahora en más, ¡no parará de crecer!

En esta etapa pueden aparecer las molestas y temidas varices, esto se debe a la mayor dilatación de los vasos sanguíneos. No te preocupes: por lo general suelen desaparecer (o al menos disminuir) después del parto.

¿Vas al baño a cada rato? Normal, no te inquietes: tu útero comprime la vejiga y esto te obliga a desplazarte seguido al baño para orinar, ¡incluso de noche!

Otra afección bastante habitual en este momento de la gestación es el estreñimiento y por asociación, las hemorroides. Consulta con tu médico al respecto para intentar evitar estas molestias.

Consejos y cuidados en la semana 16 de embarazo

Continúa llevando una rica y saludable dieta para embarazadas y recuerda beber mucha agua, las necesidades durante el embarazo son superiores y además, el agua es buena para evitar el estreñimiento.

Snacks saludables para el embarazo
En Menudos Bebés
10 snacks saludables durante el embarazo

Como siempre te recordamos, evita el alcohol, el tabaco y los medicamentos no recetados. Consulta además con tu médico si es necesario que tomes vitaminas o hierro.

Si aún no has comprado ropa premamá, puede ser el momento adecuado para hacerlo, principalmente sujetadores que se adapten a la nueva forma y tamaño de tus pechos.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico. Él mejor que nadie te informará y orientará durante tu embarazo.

¡Nos leemos la próxima semana!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.