10 preguntas y respuestas sobre el Método Montessori

¿Has escuchado hablar del Método Montessori? ¿Sabes de qué se trata? Si estás investigando esta pedagogía, no puedes perderte este post: 10 preguntas y respuestas sobre el Método Montessori. ¿Las vemos?

Método Montessori: 10 preguntas y respuestas

Principios Montessori
Vía: Amrufm

1. ¿Puedo usar el método Montessori en mi hogar?

Claro que sí, pero para ello debes informarte. Algunos libros como «Cómo obtener lo mejor de tus hijos» de Tim Seldin, «Enséñame a hacerlo con tu ayuda» de Maja Pitamic o «Ayude a sus hijos a leer y escribir con el método Montessori» de Lyne Lawrence pueden serte de gran ayuda.

En general, podemos decirte que sí es posible criar a tu hijo en casa con el método Montessori, adaptando por ejemplo su habitación según los principios de esta filosofía, enseñando a los peques el valor de la verdad, observando las necesidades infantiles y sobre todo, actuando desde una posición de respeto y empatía hacia el niño. Una máxima de este método es «Sigue al niño».

2. ¿Todos los niños se benefician del método Montessori o es mejor para algunos?

Es imposible generalizar, mientras algunos niños se sienten bien en las clases Montessori, otros pueden estar más cómodos en clases donde una maestra guíe qué se debe hacer y en qué momento. Por lo general, aquellos niños que pueden jugar solos, concentrándose en un juguete o una historia durante un cierto tiempo, son quienes mejor se adaptan a la filosofía Montessori.

3. ¿Qué es una escuela Montessori?

Es una escuela donde el ambiente se prepara de antemano para que los niños sientan verdadera curiosidad e interés por aprender. Son los niños quienes observan el mundo que les rodea y escogen entre las activiades propuestas, aprendiendo así a su propio ritmo y en base a sus intereses personales.

En las clases Montessori los niños pueden moverse con libertad, escogiendo sus tareas, realizando muchas manualidades y menos trabajo de escritorio que en escuelas tradicionales. Así, aprenden lo mismo que en un colegio «normal» pero a su propio ritmo.

Decorar un dormitorio infantil Montessori
Vía: Justs Real Moms

4. ¿Cómo puedo preparar mi hogar para el método Montessori?

La realidad es que cada casa, así como cada niño y cada familia, es un mundo. En general, podemos decirte que es importante crear una habitación infantil siguiendo los consejos Montessori, con muebles adaptados al tamaño del niño, una cama en el suelo, estanterías a su alcance…

Además, puedes comprar bandejas «de trabajo» para que hijos realicen allí sus experimentos y manualidades. Esta modalidad te permitirá tener organizado el material y limpiar más fácilmente. Pero como ves, difícil es dar consejos sobre bases generales. Te recomendamos adaptar tu casa en base a los principios Montessori.

5. ¿Cuáles son los principios básicos planteados por María Montessori?

María Montessori concibió la crianza basada en los siguientes principios:

  1. Autonomía: es el niño quien decide qué hacer, tomando así decisiones frente a las actividades que se le presentan. Por ejemplo: puedes dejar a tu hijo elegir su ropa y vestirse solo cuando tenga la edad para ello.
  2. Autocorrección: la idea es que el niño solo se de cuenta de su error y pueda cambiar el rumbo de lo que hace. Para ello es importante elegir juguetes que den esta posibilidad (encastrables por ejemplo) y tener cuidado con el vocabulario que usamos los papis, es mejor decir «yo lo haría así» que «así está mal, hazlo asi».
  3. Orden: fundamental en la crianza Montessori, el orden en el hogar ayuda a generar orden en la mente infantil.
  4. Evitar la frustración: aprender debe ser agradable, por eso hay que plantearle al peque objetivos que pueda alcanzar.
  5. Conocimiento del mundo a través de los sentidos: dejar que el niño explore, trabaje con las manos, observe…
  6. Dar pasos desde lo concreto hacia lo abstracto: es importante que el niño conozca cosas concretas antes de pasar a conocimientos abstractos. Por ejemplo, aprender las formas antes de pasar a escribir las letras o los números.
  7. Libertad: el peque puede elegir con qué materiales quiere trabajar, en qué momento… No se trata de libertinaje sino de darle al niño la posibilidad de evolucionar a su propio ritmo.
  8. El mundo real como el laboratorio para aprender: se trata al niño como un ser competente que entiende lo que le rodea, por eso no se utilizan cuentros de fantasía ni la figura de El Ratoncito Pérez ni los Reyes Magos. El niño aprende en el mundo real.

6. ¿Existen los castigos en la pedagogía Montessori?

Uno de los principios es la autonomía infantil, por lo cual en general se intenta no intervenir en los conflictos a menos que sea totalmente necesario. No se utilizan gritos ni castigos sino las consecuencias naturales de las acciones, es decir que se les explica a los niños qué sucederá si hacen tal o cual cosa. Por ejemplo, si le pegas a un amigo, él no querrá jugar más contigo o si rompes ese juguete, ya no podrás jugar con el.

7. ¿Por qué las actividades de la vida práctica tienen tanta importancia en esta pedagogía?

Porque permiten al pequeño aprender a través del ensayo error, sin ser corregido sino tan sólo presentándole otra vez lo que debe hacer. Por otra parte, porque favorecen la concentración, la autonomía y el desarrollo empírico, además de prepararlos para el día a día.

Filosofía Montessori: como funciona
Vía: Chaim zvi

8. ¿Cómo aprenden los niños con esta filosofía?

El método Montessori se adapta al niño, siguiendo sus intereses y necesidades de aprendizaje. Así, si un niño de 4 años desea aprender a leer, se le enseña pero siempre yendo de los concreto a lo abstracto como mencionábamos antes.

9. ¿Cómo se evalúa y califica a los niños?

La evaluación se realiza en base a la observación. Los guías Montessori observan a tu hijo día tras día y llegado el momento, cuando te reúnas con ellos, te comentarás la evolución de tu hijo, sin mencionar calificaciones porque este método no las maneja.

10. ¿Los niños que aprenden con el método Montessori están bien preparados educativamente hablando?

Por supuesto, la diferencia entre el método Montessori y el método tradicional de aprendizaje no está en lo que se aprende sino en cómo se lo hace. Lo que cambia es el entorno de la enseñanza, que como vimos se realiza en un ámbito real, siguiendo el ritmo del niño, dándole libertad para elegir y para explorar el mismo lo que le rodea.

Más información: Apsva

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.