10 consejos a la hora de visitar a bebés recién nacidos

A la hora de visitar a bebés recién nacidos hay que tener en cuenta algunas situaciones y recomendaciones porque ¡necesitan nuestro cuidado! Al igual que los nuevos papis, los recién nacidos necesitan que se respete su espacio, sus tiempos, sus deseos…

Veamos en este post 10 consejos a la hora de visitar a bebés recién nacidos que harán que los papás ¡te quieran aún más!

Bebés recién nacidos: ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de visitarlos?

visitar recién nacidos

 

1. Espera el momento adecuado

Lo sabemos: todos tenemos ganas de conocer a los bebés recién nacidos, cuanto más pequeños mejor pero ¡es preferible preguntar antes de ir corriendo al hospital! Por supuesto, como en todo, cada pareja es un mundo; algunas pueden preferir que se las visite en la clínica para «evitarse trabajo» en casa, o por el contrario no querer recibir visitas en el hospital porque se suele estar cansados y con poco descanso.

Pero, por lo general, los primeros días la nueva mamá puede estar molesta o incluso muy fatigada, sin decir que es un momento de reconocimiento de la nueva situación, un momento de recogimiento que es bueno se viva con tranquilidad. Antes de visitar al bebé, pregunta si eres bienvenido en el hospital o si prefieren que vayas a su casa, cuando ya estén bien instalados.

2. Pregunta si tu visita es bienvenida en ese momento

Aunque parezca extraño, algunas personas olvidamos llamar para preguntar si podemos visitar al bebé y aparecemos por sorpresa en el hospital. ¡Evita esta situación! Antes de pasar a conocer al nuevo integrante de la familia, consulta con sus padres si es el momento adecuado. ¡Una llamada antes de la visita es indispensable!

3. Desinfecta tus manos antes de coger al bebé

Siempre antes de coger bebés recién nacidos es necesario desinfectar las manos. Lávalas con agua y jabón o utiliza alcohol en gel y frótalas con él durante al menos 30 segundos. Ten en cuenta que en la calle tus manos están en contacto con un sinfín de gérmenes y bacterias que a ti no te afectan pero que pueden ser nocivos para un pequeñín.

Cómo vivir un buen parto

4. Evita visitar a bebés recién nacidos si estás enfermo

En sintonía con nuestro tercer consejo, ¡no visites a un recién nacido si estás enfermo! Esto va también por tus hijos: un resfriado también cuenta como enfermedad. Mejor reservar ese momento para cuando todos estén en buen estado de salud.

5. Opina sólo si te preguntan al respecto

Nadie nace sabiendo cómo ser madre o padre y pocas cosas suelen molestar más a una madre primeriza que recibir consejos que nunca solicitó. Mejor espera a que te pregunten cómo hacías tú tal o cual cosa y no des opiniones al respecto ¡de nada! Cada pareja tiene su pensamiento sobre crianza, respétalo… y deja que los nuevos papis experimenten por sí mismos qué es mejor para su familia.

6. Respeta los deseos y tiempos de la nueva familia

Lo más recomendable cuando visites al bebé es esperar a que la mamá o el papá te pregunten si quieres cogerlo. No fuerces la situación y sobre todo, respeta el descanso del peque.

7. Realiza visitas cortas

«Lo bueno si breve, dos veces bueno» dice el famoso refrán que se aplica perfectamente aquí. Prefiere las visitas cortas y en horarios adecuados para la familia.

Cómo evitar lloriqueos infantiles
Vía: Scott Howse

8. Evita comentarios sobre el cuerpo de la nueva mamá

Nunca pero nunca hagas comentarios sobre el físico de la nueva mamá. Después de dar a luz el cuerpo tarda en volver a su forma anterior. Es posible que la mamá no esté contenta con su cuerpo así que ¡mejor no decir nada!

9. Ofrece tu ayuda a los nuevos papis

Generalmente, al visitar a un recién nacido, todos llevamos un sinfín de regalitos pero ¿sabes cuál es el mejor regalo para una nueva mamá? ¡Ayuda! Ofrécete a lavar los platos acumulados, lleva una comida casera que pueda recalentarse en microondas u horno, llévate ropar para lavar o planchar, ordena la casa… No sabes cuánto puedes ayudar a los nuevos papis con estos pequeños gestos. ¡Te lo agradecerán!

10. Dedica tiempo al recién estrenado hermano mayor

Si el peque tiene un hermano mayor, ¡dedícale tu atención! Convertirse en el mayor y tener que compartir la atención de los padres y la familia no es sencillo. Lleva una chocolatina o un pequeño presente para el hermanito también y comparte con él un momento de diversión, solos tú y él.

¿Tienes más consejos a la hora de visitar bebés recién nacidos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.